lunes, 12 de diciembre de 2011

Modernidad y Posmodernidad (Dimensión Epistemologica)


 El desarrollo social  y los cambios de pensamiento a través de la historia han generado   nuevas realidades y nuevas formas de ver, interpretar  y explicar las mismas.  Esto  ha permitido la aparición de diferentes paradigmas, los cuales  asumen una visión del mundo, de los fenómenos naturales o sociales ajustada a sus parámetros de verdad, conocimiento, ciencia.  En este sentido, la humanidad  pasó  de la explicación divina, esotérica, cósmico de los fenómenos naturales y sociales,  a la explicación  racional,  instrumental y formal, expresada por el pensamiento Cartesiano; y de esta última  a  una explicación basada en la  racionalidad dialógica.  Surgiendo, con ello la modernidad y la posmodernidad, paradigmas  que se han correspondido con su momento histórico.


MODERNIDAD
Desde el siglo XV los científicos  que convivían con la filosofía, la astrología, la metafísica, lo esotérico, iniciaron una lucha contra el predominio del principio teológico, que constituía el orden feudal, a fin de constituir una única vía de explicación de la realidad natural y social, la ciencia. En consecuencia a partir del siglo XVIII,  los científicos  buscaban desde la racionalidad,  con conceptos y  teorías específicas,  dar respuesta a la realidad, excluyendo lo religioso, esotérico, cósmico y el azar del origen y de la interpretación de los fenómenos, emergiendo con ello un nuevo paradigma, la ciencia como verdad absoluta. Desde la racionalidad se le empezó a dar respuesta a los fenómenos naturales y sociales.
La ciencia moderna, como única fuente de la verdad fue asumida por intelectuales de la época entre ellos Descarte, para quien la esencia del razonamiento y la demostración teórica era la razón pura y  la objetividad era la garantía de la aplicación del método científico. Este racionalismo se fundamentó en las matemáticas. Delimitando como objetos o problemas de la ciencia las dimensiones cuantificables de la realidad, todo aquello que se pudiera medir, pesar, cuantificar.
Sin embargo, surge un nuevo planteamiento propuesto por Bacon: el empirista.  Este nuevo enfoque estableció que el origen del conocimiento estaba en la experiencia del investigador y la esencia última del conocimiento estaba en el objeto de estudio, por ello el método científico debería ser el inductivo, oponiéndose  en parte al enfoque racionalista quien le daba preferencia a la observación y a la experimentación. Galileo complemento ambos criterios, al introducir  en la ciencia moderna el criterio de la razón experimental integrada con el fundamento matemático de la medición de la realidad.
En ambos enfoques, el racionalista y el empirista, se excluye la subjetividad, adoptándose lo racional y objetivo. De esta manera emergió un nuevo concepto de la ciencia, de la realidad, de la vida y del universo. Esta nueva concepción de la ciencia es consolidada por científicos como Kant,  Hegel y Newton, este último concretó la visión de la realidad como una gran máquina, compuesta por piezas, asemejándola en su perfección al reloj. Igualmente, Darwin con su teoría evolucionista contribuyó a la consolidación de la modernidad al descartar el origen divino del hombre.
En la modernidad, se considera al conocimiento científico como el más acabado  y valedero producto del intelecto humano. Este conocimiento se caracteriza por: la racionalidad formal, la cuantificación, la objetividad, la sistematicidad, la generalidad, la falibilidad y la verificabilidad.
POST-MODERNIDAD
A finales del siglo XIX, comenzó un movimiento, en el campo de la física y la matemática, orientado al conocimiento aproximado o verosímil, frente a la certeza absoluta de la ciencia. Este movimiento se consolido, en el  siglo XX, con la constitución de la Teoría de la Relatividad de Einstein, con la teoría cuántica de Bohm  y con la teoría o principio de la incertidumbre de Heisemberg. Einstein terminó con el paradigma mecanicista de Newton al demostrar que el tiempo y el espacio no son lineales, que el movimiento de un objeto tiene que explicarse según el contexto de referencia y la posición que ejerza el observador. Por su parte la mecánica cuántica demostró que no hay certezas sino probabilidades.
Surge entonces, a partir de estos hechos, un nuevo tipo de pensamiento, un nuevo paradigma, la postmodernidad. Este nuevo paradigma, reconoce la imposibilidad de la verificación exacta y de la separación entre el observador y lo observado, convirtiendo las relaciones entre los sujetos en una comunicación intersubjetiva de la cual dependerán las relaciones con lo observado y los criterios de verdad aceptados por el grupo.
En este sentido,  la postmodernidad se fundamenta en  la utilización de los lenguajes y en la estructura de redes de la comunicación de los mismos,  lo que implica una transformación del concepto de ciencia y de saber. En consecuencia, el conocimiento científico postmoderno se caracteriza por: la subjetividad, la flexibilidad, la particularidad, el sustento en la razón dialógica, verdad cualitativa y condición holística.

BIBLIOGRÁFIA
Linares C, Radamés.  Posmodernidad e Información.  Departamento de Bibliotecología y Ciencia de la Información.  Facultad de Comunicación- Universidad de la Habana.  [Documento en línea]. Disponible en: http://www.bibliociencias.cu/gsdl/collect/eventos/index/assoc/HASH018d.dir/doc.pdf

Méndez Q, Evaristo. Epistemología aplicada a la Investigación Científica. [Documento en línea]. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos68/epistemologia-aplicada-investigacion-cientifica/epistemologia-aplicada-investigacion-cientifica2.shtml




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada